Cazadora sin capucha ~ Pescado sin cabeza

Esta es la historia perfecta para romper con el mito de que las personas con autismo “no tienen imaginación”, a la vez que muestra una forma diferente de aprender a jugar y a imaginar, evolución y aprendizaje.

Os presento a un niño de 7 años apasionado de los coches, de pequeño sabía todas las marcas y paseando por la calle las enumeraba. Juega con puzzles, construciones, dibuja pero no es receptivo a jugar de forma simbólica, a “hacer como si… ” Hace tres años, intentamos viajar en un coche imaginario, colocando cuatro sillas colocadas como los asientos, el conductor llevaba un aro como volante, él se enfadó porque un coche siempre debe tener ruedas, cogió cuatro monedas de la caja registradora y quiso colocarlas verticalmente en cada lateral. Conseguía colocarlas, pero al sentarnos se caían una y otra vez creándole una enorme frustración. El juego acabó en un enfado.

Por aquella época, también le propuse que elaborásemos una historia inventada a través de imágenes, error mío seguramente no habérselo explicado bien, o no haberlo de alguna manera pautado. Este fue el resultado.P1000412

Ya hace tiempo que le gusta hacer historias con cubos

cubos

Ahora comparte una clase con un compañero. El comienzo fue difícil, había que darles la oportunidad en forma de tiempo, paciencia y cariño que ellos no se darían, ahora son amigos.

Su compañero se entusiasma con los dragones y la fantasía, y quiso hacer como si fuera un dragón. Convertimos una de las mesas en jaula y nuestro protagonista tenía que ser el cazador.

Después de muchos correteos, rugidos y ninguna palabra, su compañero le intentó explicar que el cazador, doma al dragón, que lo entrena y se hacen amigos (reproduciendo su película favorita “Cómo entrenar a tu dragón”). Entonces me metí en el juego y dije: “Este dragón está hambriento, ¿no te parece cazador que deberíamos de darle algo de comer?, pero…  ¿qué comerán los dragones? ¿pescado quizás? Iré al río y traeré uno.”

Mi dragón se puso feliz con el pescado imaginario, lo masticó y escupió. Me resultó familiar y le pregunté porqué había escupido, me respondió que lo hizo porque no le gustaba la cabeza (idéntico a una escena de la película)

        Hiccup-Toothless-how-to-train-your-dragon-9626254-500-213

Le propuse al cazador que fuera a por más pescado al río para alimentar a nuestro dragón, se dirigió al lugar donde yo habia imaginado que era el río y cogio una cazadora, muy empeñado le sacó la capucha, botón a botón.

Todos le miramos y desconcertada pregunté: ¿pero qué haces?

Él me contesta: “Es que al dragón no le gusta la cabeza del pescado, se la estoy
quitando”

Le pedí más pescado, me dio un jersey, una chaqueta, la mochila, la goma, un coche, una pieza y todo lo que tenía a mano.

Mientras venía a darme un bolígrafo, le sugerí “puedes pescar con tu imaginación, el pescado puede ser invisible”. Él me dijo “te voy a dibujar un corazón grande en la mano” y vino su compañero y me dibujó otro en la otra mano. Fin del juego.

Anuncios

No más lágrimas por Namec

Así como los niños con TEA avanzan en la comprensión social del mundo se encuentran con la dificultad de que nuestro mundo no es único, sino que está reinterpretado e inventado por cada uno de nosotros.

Vivir en este mundo implica cohabitar entre la realidad y los sueños, propios o de otros, existen personas que han tenido ideas alucinantes con su imaginación.

En el desarrollo de la imaginación o capacidad simbólica en los niños con TEA, aparecen señales de que no distinguen fantasía y realidad, estas señales suelen ir acompañadas de problemas relacionados con el sueño.

Tú que puedes, ¿te imaginas poder dormir si creyeras que todo lo que ves (incluyendo series de dibujos, películas y libros) es real?

Tú que puedes, ¿te imaginas cuánto de aterrante sería nuestro lenguaje bajo una interpretación literal del mismo?

“NO MÁS LÁGRIMAS POR NAMEC” es un motivo por el que seguiré coleccionando retales de imaginación TEA con los que poder hacer un abrigo para protegerles.

En Vínculo Centro de Atención Temprana continuaremos coleccionando detalles de imaginación TEA, para poder transmitir a otros, la información que nosotras no encontramos fácilmente. Recomiendo la lectura del libro de Hilde de Clerk “Mamá, ¿eso es un ser humano o un animal?” sobre hiperselectividad y autismo, como punto de partida. También me han resultado de ayuda, en cualquier libro de Tonny Atwood los capítulos relacionados con la imaginación.

10728790_10204870245105268_190906998_n

“NO MÁS LÁGRIMAS POR NAMEC” es el título de este material en proceso de elaboración.

… ¿Podemos aprender sobre dragones?

Los niños con trastorno del espectro del autismo, debido a su estilo cognitivo diferente necesitan aprender de  otra manera y por eso necesitan que encontremos la manera de enseñarles. Sus intereses especiales son una fuente de motivación y seguridad, la mayoría de las veces excesivamente intensa y restrictiva pero… si no puedes contra el enemigo, únete a él. 

Cuadro-Negro

Los intereses especiales son nuestros aliados para enseñar porque son el camino para aprender. Un camino diferente pero no inferior, un camino único que hay que crear con imaginación, imaginación para ampliar, desarrollar, flexibilizar y dar funcionalidad a sus intereses. Como dice Theo Petters: “Para poder compartir la mente de una persona autista, que padece un problema de imaginación, se debe tener, en compensación, enormes dosis de imaginación.”  

Esto me hace pensar en lo difícil que puede resultarles adaptarse y darle sentido al sistema educativo ordinario, levanto la mano por ellos y pregunto:

descarga

Diferente, pero no inferior

Un testimonio acompañado de experiencia personal, ejemplos y conocimiento sobre los trastornos del espectro del autismo, no hay ninguna palabra que tenga desperdicio en esta conferencia que Temple Grandin dio en Chile.

Temple dice: “Necesitamos poner énfasis en lo que el niño puede hacer, no en lo que no puede hacer. Era muy notorio que tenía facilidades para el arte, siempre fui motivada. En consecuencia el arte llegó a ser la base de mi carrera, diseño industrial. Cuando yo tenía 8 años, dibujaba la misma cabeza de un caballo una y otra vez. Siempre hay que ampliar las ideas de los niños”  Ella dice que otros niños pueden tener fijación con los aviones y dibujar el mismo una y otra vez. Hagamos diferentes tipos de aviones, hagamos un avión que vuele, dibujemos el piloto y al lugar al que viaja, podemos enseñar a leer con aviones y podemos enseñar matemáticas con aviones.

Las habilidades traen respeto y admiración, ella argumenta que el talento abre una vía hacia el desarrollo pleno de la persona. Para ello es necesario trasladar el talento a la realidad, darle una funcionalidad que cree un sentimiento de capacidad en la persona. La madre de Temple se las ingenió durante su adolescencia para que realizara distintos trabajos, cuando  tenía 15 años trabajó en las caballerizas, en las que aprendió valores sociales como la puntualidad y la responsabilidad.

TempleGrandin

Enseñar de forma concreta y tangible, con la máxima variedad de ejemplos específicos, motivar utilizando elementos de su interés y ayudando a crear categorias. “Imagina que mi cerebro es como google, cuantas más páginas web incluya más flexibilizaré mi pensamiento”

Temple opina que trabajar duro para especializarse en una habiidad, es crear opciones para el futuro de una persona con autismo. Cuando le preguntan qué ha sido lo que le ha llevado a desarrollar al máximo su potencial, ella responde que: “Lo más importante es estar rodeado de personas que te hagan creer en tu fortaleza.