No más lágrimas por Namec

Así como los niños con TEA avanzan en la comprensión social del mundo se encuentran con la dificultad de que nuestro mundo no es único, sino que está reinterpretado e inventado por cada uno de nosotros.

Vivir en este mundo implica cohabitar entre la realidad y los sueños, propios o de otros, existen personas que han tenido ideas alucinantes con su imaginación.

En el desarrollo de la imaginación o capacidad simbólica en los niños con TEA, aparecen señales de que no distinguen fantasía y realidad, estas señales suelen ir acompañadas de problemas relacionados con el sueño.

Tú que puedes, ¿te imaginas poder dormir si creyeras que todo lo que ves (incluyendo series de dibujos, películas y libros) es real?

Tú que puedes, ¿te imaginas cuánto de aterrante sería nuestro lenguaje bajo una interpretación literal del mismo?

“NO MÁS LÁGRIMAS POR NAMEC” es un motivo por el que seguiré coleccionando retales de imaginación TEA con los que poder hacer un abrigo para protegerles.

En Vínculo Centro de Atención Temprana continuaremos coleccionando detalles de imaginación TEA, para poder transmitir a otros, la información que nosotras no encontramos fácilmente. Recomiendo la lectura del libro de Hilde de Clerk “Mamá, ¿eso es un ser humano o un animal?” sobre hiperselectividad y autismo, como punto de partida. También me han resultado de ayuda, en cualquier libro de Tonny Atwood los capítulos relacionados con la imaginación.

10728790_10204870245105268_190906998_n

“NO MÁS LÁGRIMAS POR NAMEC” es el título de este material en proceso de elaboración.

Anuncios

Mi neurotípico cerebro

“El cerebro es, basicamente, una máquina predictiva encaminada a reducir la incertidumbre del entorno” (Tirapu- Ustárroz et al.2007). La incertidumbre con la que yo convivo, se llama Autismo, por eso hoy quiero hablar de mi neurotípico cerebro.

Me esfuerzo, reflexiono, mido las palabras, aseguro el significado, refuerzo con imágenes y aún así, el hilo de la comunicación se rompe una y mil veces… y al final, en lo que me siento experta es en enhebrar de nuevo la aguja.

Entiendo que todo lo que nuestros chicos con TEA no aprenden por error, tendremos que asumir hacerlo nosotros. Probar, equivocarse, reflexionar y volverlo a intentar, ésa es la receta mágica, ésa es la respuesta que no encuentras en los libros.

No es fácil, para ellos tampoco lo es, su incertidumbre somos nosotros y nuestro mundo. Por ellos aprendemos y nos adaptamos al autismo, os invito a que nos equivoquemos cien mil veces más.

Asumo la limitación de mi neurotípico cerebro. Tal vez, la imperfección es un punto de encuentro para todas las personas. Quizás, la humildad es el principio de la diversidad.

Para ilustrar este pensamiento, una frase de la película Mary and Max. De Max, personaje con Síndrome de Asperger, a Mary, su amiga neurotípica.

Mary-and-Max, perfectos

Las palabras se las lleva el viento.

Los niñ@s con Trastornos dentro del espectro del autismo son aprendices visuales por eso utilizamos apoyos visuales para comunicarnos con ellos o les damos imágenes como herramienta para comunicarse con nosotros.

En todas las distintas expresiones dentro del espectro del autismo, el apoyo visual tiene cabida. Desde un niño con autismo kanneriano utilizando un pictograma de agua porque tiene sed a un adolescente con síndrome de Asperger repasando una historia social de cómo respetar un turno en una conversación.

Muchas veces resulta difícil valorar el tipo de apoyo visual efectivo con cada niñ@ y sobretodo es complicado introducir el apoyo visual en el patrón de comportamiento de las personas del entorno cercano al niñ@ con autismo.

Por eso utilizo esta expresión “las palabras se las lleva el viento” para explicar a las familias de niñ@s con trastorno del espectro del autismo, que muchas veces las palabras no son suficientes para garantizar la comprensión del mensaje.