Con la P : “PORTATEBIEN”

Es un ejemplo perfecto para hablar de la comunicación social en los Trastornos del Espectro del Autismo, en concreto en el Síndrome de Asperger.

Hace un par de semanas, estábamos jugando al socorrido pasapalabra con dos de nuestros chicos. Al llegar a la letra P, sin darnos tiempo para dar la definición, uno de ellos respondió: “PORTATEBIEN”. Como si de una palabra única se tratase, que escuchan y repiten constantemente pero al no entender la implicación no pueden actuar en consecuencia y quizás, para ellos, en el mejor de los casos y tras muchas experiencias negativas, sólo sea una señal anticipatoria de que se avecina una regañina.

Estallamos en carcajadas y durante unos días no pudimos pensar en otra cosa y nos resurgieron varias preguntas: ¿qué significa “portarse bien” ? ¿Y cuántas veces se utiliza la expresión “pórtate bien” esperando una respuesta adecuada?

Esperamos que respondan a nuestra demanda pero no es lo mismo portarse bien en clase, que portarse bien en la biblioteca, que portarse bien en una cafetería… a la vez que, no es lo mismo portarse bien para mamá, que para papá, para la profe, que para los abuelos…

En clase, pórtate bien, significa que se espera de ti que prestes atención a la profe, en el parque que juegues, en la biblioteca que estés callado, en tu habitación que recojas, en la mesa que comas, en la calle que no te quedes atrás…

Somos nosotros los que nos estamos “portando mal” cuando utilizamos el “pórtate bien”, que es una expresión neurotípica absoluta, que requiere una lectura social del contexto obligatoria para poder responder de manera adecuada que las personas con Asperger no son capaces de hacer de forma natural e intuitiva.

Muchas veces decimos a las familias: “No sólo debeis anticipar las actividades que vais a hacer, no sólo debéis anticipar los cambios en la rutina sino que también debéis anticipar la norma social“. Cuando les pedimos que se porten bien, no estamos siendo consecuentes con su condición, debemos cambiar el “pórtate bien” por la comunicación explícita de un conjunto de normas sociales invisibles para ellos.

Cada situación tiene una lectura diferente por eso es díficil extraer una pauta general, tampoco serviría de nada porque nos daríamos de cabeza con las dificultades para generalizar aprendizajes. Si sustituimos “pórtate bien” por ” se espera de ti que…”  la comunicación con los chicos con AS será más efectiva y nosotros iremos haciendo cada vez más comprensibles las explicaciones verbales hasta hacernos traductores de las demandas sociales del contexto.

Mejorar la comunicación con las personas con Asperger nos permitirá también descifrar las claves que son más difíciles de entender para ellos y concretar la forma de los apoyos visuales necesarios.3934_christian-galvez-con-el-rosco-de-pasapalabra