La belleza lógica de pi

Daniel Tammet no sólo percibe las letras y los números como tales sino que la sinestesia le proporciona la experiencia de asociar números y letras con colores y sensaciones. También diagnosticado con síndrome de asperger, consiguió el récord europeo en cuanto a la memorización y recitado de pi con 22.514 dígitos en algo más de cinco horas y habla 11 idiomas. En 2007, su libro “Nacido en un día azul” creó mucha expectación entre mis compañeros, ya que eran los primeros testimonios que leíamos de personas con autismo.

«Nací el 21 de enero de 1979, un miércoles. Sé que era miércoles porque para mí esa fecha es azul, y los miércoles siempre son azules, como el número nueve o el sonido de voces discutiendo»

Ayer leí este artículo en El País: “El número pi es un poema épico”, en el que resulta fascinante su percepción especial de los números como si de un idioma secreto se tratase, pero voy a resaltar dos aspectos relacionados con su forma de pensamiento diferente:

1- “La excentricidad depende del contexto. En Londres era autista, en Lituania un ‘gentleman’ británico”

Esta conclusión de Tammet basada en su experiencia personal atiende al Principio 4 de la neurodiversidad de Thomas Amstrong: El hecho de ser considerado discapacitado o dotado depende, en gran medida, de cuándo y dónde hayas nacido.

2- Daniel Tammet asegura que su homosexualidad nunca reforzó el sentimiento de diferencia que le causaba su neurodivergencia. “Una de las únicas ventajas del autismo es que eres incapaz de entender el tabú social . Para mí, siempre fue una evidencia que los hombres pudieran amar a otros hombres” 

Me resulta inmensamente atractiva esta manera de pensamiento lógico que no atiende a la moralidad escrita por la mayoría trazada en esa línea invisible que separa lo que está bien de lo que está mal.

Inevitablemente recuerdo una pregunta que dejó en el aire uno de mis chicos con síndrome de asperger: ¿qué pasaría si la mayoría de personas fueran como nosotros? ¿y si el mundo se gobernara bajo nuestro pensamiento? 

11178554_10206286961682297_1444607171_n

Anuncios

La conciencia crea un espacio para ti.

Las personas con Síndrome de Asperger forman parte de un extremo dentro del continuo del Espectro Autista, lo que implica sobretodo un modo de ser y estar en el mundo diferente. El camino que sigue su desarrollo está marcado por la falta de intuición social, por eso siguen otro camino para aprender y dar significado a un mundo que no entienden. La alteración de la comunicación social y la conducta condiciona el funcionamiento diario y sus oportunidades de inclusión, el apoyo que necesitan es la comprensión por parte del entorno cercano y la sociedad en general.

Muchos diagnósticos de adultos y testimonios personales aportan valiosa información sobre cómo aprenden, cómo sienten y qué podemos esperar de ellos. Motivar su aprendizaje conociendo sus fortalezas y partiendo de sus intereses especiales determinará su futuro.

Una mente con Asperger funciona de forma diferente pero no por ello es defectuosa. Quienes estamos cerca de ellos vivimos apasionados por ese pensamiento a partir de detalles, esa intensidad hacia sus temas de interés, la persistencia, la sinceridad, la lealtad y la originalidad.

Quienes estamos cerca, creemos en sus capacidades y por eso concienciamos, para que puedan establecer sus propios límites, como todos, y no les sean impuestos por una sociedad que tiene una asignatura pendiente: la igualdad de oportunidades.

concienciaas