Emprender el vuelo.

Desde el momento que comencé la aventura de emprender, supe que un día necesitaría escribir sobre ella, aunque sólo fuera por el hecho de ser una experiencia propia. Por el título podríais suponer que quiero incidir en la libertad que supone crear tu propia empresa y volar libre, por la opinión generalizada y atractiva de “así no tienes jefes”. Quiero desmantelar este mito sobre los beneficios de tener una empresa con pocas palabras: la responsabilidad que conlleva emprender suple con creces el alivio de no tener jefes.

Partiendo de un proyecto inicial de tu idea de negocio, quiero exponer mi diario de dificultades para emprender:

1º LLENAR EL DEPÓSITO. Todo el mundo suele conseguir el combustible inicial pero éste acaba y no sabes cuando y dónde vas a repostar.

2º CONSTRUIR TU AVIÓN. Una construcción única y sin apenas referencias, es costoso y al verlo acabado no puedes deleitarte ni un segundo porque enseguida hay que alzar el vuelo.

3º MANUAL DE VUELO. Has despegado pero desconoces si tu avión resistirá el viaje y aunque nosotras siempre tuvimos la guía y el apoyo de nuestro gestor, resulta que el manual de vuelo también es de creación propia. Creo que la formación para el emprendedor es imprescindible pero la aplicación de esa teoría al propio negocio es dificil, paralelamente estás formándote sobre tu propia actividad y no puedes abandonar el puesto de piloto.

4º CONTRATIEMPOS. Tormentas, turbulencias y demás imprevistos a lo largo del viaje hacen que pierdas de vista el destino (tal y como lo habías proyectado). Con ciertas limitaciones, sobretodo de tiempo, el objetivo es conjugar las demandas diarias, la toma de decisiones y la planificación de una estrategia para recuperar el rumbo.

Una vez te enfrentas a estas dificultades, tienes la experiencia para relativizarlas. Eso significa que has desarrollado habilidades relacionadas con la creatividad, la flexibilidad, la imaginación y la perseverancia. Emprender te hace sentirte capaz de reinventarte de una manera u otra, y este sentimiento aporta una inmensa seguridad. Entonces ya sabes volar, porque sabes que es lo que implica el vuelo.

Ilustración de Beatriz Martín Vidal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s